El Teatro como lenguaje...


"Es un arte que somete a la conciencia del espectador a todo aquello que percibe

e imagina a partir de lo que ve o escucha desde una butaca * A través de la utilización de la palabra y de elementos no verbales, pasando por un gesto hasta la iluminación, el teatro se convierte en un juego artístico para el actor que crea un mundo imaginario donde el público es el testigo más cercano." Cuando el actor que está arriba del escenario interpreta a un personaje, es casi imposible que el espectador se detenga a pensar que todo lo que dice está escrito en un papel. El protagonista utiliza varios elementos que le permiten encarnar a otra persona y dejar de ser él por un tiempo.

Expresión y juego

El actor antes de llegar al texto realiza mucho trabajo sobre el personaje, hace improvisaciones

external image 122.JPG

y también escenas que no están en la obra. "Todo eso ya lo viviste porque lo hiciste, entonces no te olvidas más", señala Graciela Sosa, estudiante de teatro e intérprete de varias obras en el "Teatro Ensamble" de Temperley. Con 54 años y casi una década dedicada a la actuación, aclara que depende del director y de la obra la forma de trabajar un personaje, pero que la internalización del personaje se da después de un proceso en donde "dejas de ser vos , para jugar a ser otro".

external image 321_Teatro_mendoza.jpg

Ese cáracter lúdico atrae a muchos, pero especialemente a aquellos que recién se inician en esta arte. Alicia Miglardi, de la misma edad que Sosa, pero con un par de años más de actriz, aclara que "el teatro es un juego, pero un juego serio". La oportunidad de expresión en una obra le brinda al actor la posibilidad de desarrollar la creatividad que muchos consideran perdida. "Yo pensaba que no era un persona creativa, pero a partir del teatro me di cuenta que sí", agrega Sosa. La improvisación, que aparece no sólo cuando se olvidan el texto sino también a la hora de realizar una escena sin libreto, ayuda a desarrollar su imaginación y sirve para adquirir experiencia en momentos inesperados que suceden sobre el escenario. El uso de la gestualidad , emotividad e imaginación , junto con los elementos linguísticos, son las herramientas que le permiten desarrollar su capacidad artística y actuar en la transmisión del lenguaje al espectador.

insolubilidad de lenguaje y contenido

El modo de actuar no sólo dependerá de la obra sino que también de la realidad que el director quiere comunicar. Andrés Pilares, profesor y director de varias obras en el " Teatro Refugio", sostiene que la estética es el lenguaje que se utiliza para reflejar o evocar determinada realidad. Y depende de la realidad que quieras evocar, no solamente la actuación, sino todos los elementos que conformen ese lenguaje: "no se puede separar lenguaje de contenido". external image images?q=tbn:ANd9GcRUD3gj1twtwCcI2V8EfIegrUgE4QbYN1fFp-zsuKj6uLwcjdo&t=1&usg=__UUuAkq4YEaqjS_ynaUxxx9oHukQ=
Para que todo eso sea posible el actor debe observar la realidad desde su juego artístico, su imaginación debe estar llena de imágenes del mundo. Debe tomar a la realidad como modelo: " Las técnicas de base te habilitan para luego encarar la estética que se desee. Tiene que ver con conocer y conocerse como instrumento expresivo. Un actor es un instrumento que mueve las manos, utiliza su vos, mezcla sus emociones y sobre todo parte de su imaginación."Pero para trasladar al lenguaje escénico una obra hecha de palabras para ser leídas en forma individual, no sólo se necesita de un actor como instrumento. Pilares sostiene que es una tarea arriesgada, porque la adaptación debe lograr que los hechos representados valgan más o por lo menos lo mismo que mil palabras. Por eso es necesario la utilización adecuada de otros elementos que integran el lenguaje teatral.


multiplicidad simbólica

El teatro es un lugar privilegiado del signo , puesto que en el espacio escénico todo es signo, artificial o natural , todo es visto y percibido por el espectador. Junto a componentes humanos

external image 12actuacion.jpg

que hacen posible su completa realización como hecho teatral (autor, director, actor y

espectador), están los elementos lingüísticos y multitud de heterogéneos elementos no verbales: escenografía , iluminación, música, vestuario. Esas necesidades técnicas de la obra junto con la línea dramática y argumental conforman el resultado final de la obra . En muchos casos el maquillaje se encargara de acentuar el carácter expresivo y /o simbólico que le corresponde a cada uno de los personajes.

Todos estos elementos se convierten en recursos tan válidos como el diálogo hablado a la hora de adaptar una obra. Integran el lenguaje teatral que recibe el espectador, que no deja de formar parte de este sistema comunicativo.




De ida y vuelta...

El público que está frente al escenario no sólo recibe, sino que también da. Esta arte de

external image 25755098_1.jpg

performance se caracteriza por la simultaneidad entre la representación de una obra y la

recepción del espectador. Todo sucede al mismo tiempo, con lo cual el contacto es más cercano y a la vez más placentero.

A diferencia del cine o de la televisión, el teatro expone al protagonista a un público inmediato al escenario. Esto hace que las reacciones de los que están en la platea influyan sobre el desempeño de los actores, especialmente en los teatros más chicos. Sosa dice que "si durante una comedia el público no se rie, necesitas levantar para ver si hay una reacción. Otras veces te pones nerviosa y te preguntas ¿que estoy haciendo mal?". Es un mensaje recíproco y cambiante, que condiciona no sólo a los protagonistas sino también al resultado final de la obra.


cómo Aprender Teatro?.

Como todo lenguaje, es necesario una etapa de aprendizaje para poder entenderlo. El comunicador deberá utilizar los mismos códigos que aquel que lo reciba, para que la comunicación sea eficaz. El teatro maneja un lenguaje común entre los actores y el público asiduo a esta arte, creado para satisfacer, ante todo, los sentidos. La palabra es sólo uno de lo gestos del idioma teatral que sumerge al protagonista y al espectador a un mundo imaginario.external image nuestra-mascara.jpg








external image 1771957.png


Si bien el teatro en su definición de ser un género literario donde la prosa, y el verso en dialogado pensados para ser representados, utilizando el drama en su carácter etimológico de ser una acción; narran acontecimientos vitales de una serie de personajes, mostrando ideas de la tensión, el conflicto, el contraste y emoción, aun no importando el valor histórico y cultural para observarlo como una manera de contar

Máscaras...
Máscaras...

historias, religiosidad, espectáculo y entretenimiento; el teatro siempre, tendrá la labor de ser una fuente de entretenimiento y comunicar información acerca de cómo era la sociedad, la cultura, los eventos históricos, la religión, política, propagandas.

Utilizando tan sólo de dos elementos esenciales: actores y público. La representación puede ser mímica o utilizar el lenguaje verbal. Aun sin ser los personajes seres humanos; los títeres o el guiñol han sido muy apreciados a lo largo de la historia, así como otros recursos escénicos. Se puede realzar una representación por medio del vestuario, el maquillaje, los decorados, los accesorios, la iluminación, la música y los efectos especiales. Estos elementos se usan para ayudar a crear una ilusión de lugares, tiempos, personajes diferentes, o para enfatizar una cualidad especial de la representación y diferenciarla de la experiencia cotidiana. Pero todo con el fin máximo de comunicar.El teatro en general tienen ciertas características en común que lo distinguen El teatro es presentacional ya que la idea de representación naturalista es del todo extraña para el arte asiático. Aunque los teatros de los diferentes países varían, en general son obras de arte unificadas —una realización de la idea del teatro total de Wagner— que mezclan literatura, danza, música y espectáculo.

La formación de los actores, por lo general a través de un largo y arduo proceso, hace hincapié en la danza, en la expresión y agilidad corporal y en las habilidades vocales más que en la interpretación psicológica. El vestuario y el maquillaje son muy importantes y casi un arte en si mismos, con todo tipo de colores e imágenes, así como elementos que poseen un significado específico. La estilización se extiende al movimiento, las acciones de la vida diaria se convierten en una danza o gesto simbólico. Los decorados también son estilizados, por ejemplo, el escenario del teatro usa elementos
He sentido desvanecer mi máscara
He sentido desvanecer mi máscara
arquitectónicos y escénicos con significado propio y que no cambian de obra a obra. La ópera tiene una serie de convenciones establecidas en lo que a acciones se refiere: un largo viaje se indica por un paseo circular sobre el escenario, un actor que corre sobre el escenario con cuatro trozos de tela representa el viento. La teatralidad no se oculta en absoluto, las tramoyas están a la vista del público mientras se cambia el escenario y se producen los cambios de decorados.
Desde el punto de vista del público, el teatro es participativo, aunque el público no toma parte en la representación, pero el mero hecho de ir al teatro es una experiencia compartida.. Las representaciones son a menudo largas y los espectadores van y vienen, comen, hablan y quizá sólo observan sus momentos favoritos de la obra. Sin embargo existe también las obras donde solemnidad de la representación y su configuración melodramática sin usar la voz es común en la actualidad, pero con la finalidad intrínseca de comunicar ideas, expresiones profundas que son de carácter artístico.

Pero no debemos olvidar nuestra voluntad como latinoamericanos de dar a conocer nuestras ideas, y obviamente una forma de comunicarla es el teatro. Por lo tanto enunciaré lo que ocurrió y ocurre en América Latina.



El Teatro Colombiano.




El Teatro en Colombia fue introducido durante la época de colonización española en 1550 con compañías de Zarauela es principalmente apoyado por el Ministerio de Cultura y por diferentes entidades de caracter estatal o privado afiliadas. Entre los principales organismos se encuentran la Asociación Nacional de Directores Escénicos (ANDE), Asociación de

external image mascaras%5B1%5D.jpgTrabajadores de las Artes Escénicas, la Corporación de Cuenteros y Narradores de Antioquía, Asociación Colombiana de Crítica e Investigación Teatral (ACIT), la Asociación de Titiriteros de Colombia (ATICO), el Círculo Colombiano de Artistas CICA, la Corporación Colombiana de Teatro, la Fundación Amigos del Arte (FUNDARTE) y la Asociación para la Promoción de las Artes La actividad teatral en Colombia ha tenido un notable desarrollo en los últimos años, tanto en la consolidación de grupos, festivales y eventos, como en la elaboración de nuevas propuestas dramáticas.
Aunque habían existido autores e intentos aislados en distintas épocas de la historia colombiana, desde los días coloniales, la actividad estable, efectuada en forma profesional y el nacimiento de un nuevo teatro de carácter experimental e innovador sólo tiene sus comienzos a finales de los años cincuenta del siglo xx. En este periodo se crean escuelas de teatro en Bogotá y Cali, que forman a algunos de los actores y directores que más tarde van a desarrollar el movimiento.

Los primeros festivales tuvieron lugar en el Teatro Colón de Bogotá, y más tarde, en Manizales, donde se crea en 1968 el Festival Latinoamericano de Teatro Universitario, en el cual participan como jurados personajes notables como Pablo Neruda, Miguel Ángel Asturias, Jack Lang, Alfonso Sastre, Mario Vargas Llosa, Atahualpa del Cioppo y otras destacadas figuras de las letras y del teatro de Iberoamérica y el mundo. Más tarde, el Festival de Teatro de Manizales eliminó el carácter competitivo e invitó a grupos representativos del teatro latinoamericano y español, así como a algunas compañías destacadas de otras regiones del mundo. Pese a un periodo de estancamiento, el Festival reanudó sus sesiones y aún existe en la actualidad, celebrándose anualmente.
En Bogotá, además de festivales y muestras de diverso estilo, desde 1988 ha venido celebrándose el Festival Iberoamericano de Teatro, organizado por una corporación creada para este efecto, con la dirección de Fanny Mikey y el Teatro Nacional. Se trata de un gran evento en el cual participan grupos destacados de los cinco continentes, y sus sesiones, de casi tres semanas de duración, se realizan cada dos años durante el mes de abril, aprovechando las vacaciones de Semana Santa. Este festival ha cobrado una gran importancia no sólo en Iberoamérica, sino en el mundo entero, por la calidad y variedad de los trabajos presentados. Entre otros grupos, se han hecho presentes en los distintos años elencos como el Berliner Ensemble, creado por Bertolt Brecht, el Teatro de Arte de Moscú, el teatro Taganka, dirigido por Yuri Liubimov, el Piccolo Teatro de Milán, los grupos españoles La Cuadra, Comediants, el Teatro de la Abadía, y muchos otros, así como algunos de los grupos más destacados de Asia, Australia, Africa y América Latina.
El intercambio de experiencias, el conocimiento de otras estéticas, recursos técnicos y métodos de actuación y montaje, han contribuido al desarrollo tanto del movimiento teatral nacional y latinoamericano, como a la formación de un público más capacitado y exigente.
En este contexto, desde finales de los años cincuenta se comenzaron a organizar grupos independientes, muchos de los cuales lograron abrir sus propias sedes y manteneexternal image 3486490772_e0024ae7e0_o.jpgr elencos estables durante largos periodos, lo que permitió desarrollar metodologías, estilos y un tipo de dramaturgia nacional propio de cada uno de ellos. Estos grupos han consolidado su actividad con un esfuerzo propio, en una tarea abnegada que sólo ha contado con esporádicas y no muy abundantes ayudas del Estado. En la actualidad, muchas de estas ayudas parecen amenazadas debido a la delicada situación financiera del país, así como a los regímenes de impuestos que se tratan de establecer, y que pueden afectar a la mayor parte de los teatros existentes.